Saltar al contenido

La medición de luz, clave para hacer fotos de calidad con el móvil

El mundo de la fotografía actual está condicionado por muchos factores, tanto si hablamos de fotógrafos profesionales como amateurs, o incluso si queremos profundizar en la imagen a través de cámaras comunes que podemos encontrar en el mercado o las que incorporan los smartphone de última generación. En este sentido, la tecnología, su constante evolución, ha hecho que a día de hoy podamos disponer de terminales con cámaras altamente sofisticadas que poco tienen que envidiar a las alternativas tradicionales por sus altas prestaciones. Ahora mismo, con un teléfono móvil somos capaces de captar imágenes en alta definición y, después, proceder a editarlas con todo tipo de detalle.

Tanto en el proceso de toma de la fotografía como en el de edición, hay un factor protagonista que es primordial tanto en lo que captamos con la cámara del smartphone como en las posibilidades posteriores. Hablamos de la luz, elemento que define todo un encuadre, el alcance de la cámara y que debemos manejar para lograr la instantánea deseada. Para conocer este parámetro, es importante saber cómo detectarlo y, en definitiva, tener los conocimientos necesarios sobre la medición de luz con la cámara del móvil.

En cualquier caso, antes de profundizar en esta materia y saber cómo identificar este parámetro en nuestro dispositivo, conviene centrar el foco en saber qué es exactamente la medición de luz y en cómo este elemento puede ayudarnos a lograr mejores fotografías dependiendo de las circunstancias del entorno. ¿A qué nos referimos con “medición de luz”? ¿Cómo se mide la luz? ¿Cómo podemos captar más luz con nuestra cámara? ¡Vamos allá!

¿Qué es la medición de luz?

Con el claro objetivo de lograr fotos de mayor calidad cómodamente y con pocas complicaciones, la cámaras de los smartphones con los que contamos hoy día incluyen todo tipo de mecanismos para ajustar parámetros de forma automática. El enfoque, el encuadre, el color, la nitidez… Y también la luz. ¿Cómo lo consiguen? Mediante la medición de este factor. Gracias a ello, la cámara ajusta automáticamente la luz que hay en el encuadre para conseguir que la imagen no se vea afectada por una sobreexposición (demasiada luz) o por la oscuridad (cuando la luz es escasa).

Normalmente, es posible obtener la medición de luz en nuestro teléfono móvil simplemente apretando sobre la pantalla en la zona que deseemos enfocar. De esta forma, el teléfono móvil ajustará todas las medidas para conseguir una buena iluminación y definición en el área indicada. Sin embargo, pese a que puede parecer un proceso fácil, resulta un automatismo complejo e interesante cuando queremos hacerlo en modo manual.  ¿Por qué? Porque nosotros mismos podemos indicar a la cámara un nivel de luz determinado para dirigir la imagen hacia un estilo propio o diferente.

Medición de luz con el móvil

Dosificar la luz, la clave para una buena fotografía

En esencia, la medición de la luz sirve a la cámara del móvil para establecer un nivel estándar de luz en función de la iluminación que hay en la zona donde queremos tomar la fotografía, ya sea en área exterior o en una habitación de estudio interior con luz artificial. Mediante este mecanismo, podemos hacer tanto de forma automática como manual que la cámara del smartphone dosifique la luz que entra por el objetivo y que se proyecta sobre la imagen para captar mejor aquello que queremos inmortalizar.

En este punto, cabe destacar que la luz, al igual que otros parámetros como el enfoque o el encuadre, es algo con lo que podemos jugar o hacer pruebas con el objetivo de encontrar un estilo propio. Es una rutina a la que recurren fotógrafos profesionales, conscientes del poder de la luz para su trabajo, y también aficionados al mundo de la imagen que desean aprender y aprovecharse de la versatilidad que la iluminación y las capacidades del teléfono móvil aportan a sus fotos.

Aplicaciones para medir la luz en nuestro smartphone

Al hilo de lo comentado anteriormente, para poder medir con mayor precisión la luz con nuestro teléfono móvil, existen aplicaciones específicas para este fin que pueden proporcionar datos más exactos. Esto se traducirá en una mejor percepción de la luminosidad y, posteriormente, en poder manejar con más fiabilidad este factor para lograr imágenes de mayor calidad o, al menos, que se acerquen más al estilo que buscamos. 

Una de esas aplicaciones es Lux Light Meter, una opción que podemos encontrar tanto en Google Play como en la App Store y que es extremadamente fácil de utilizar. Además, esta app se utiliza para muy diversos fines, pero en el mundo de la imagen puede ayudar a fotógrafos para medir la luz y establecer un nivel de exposición determinado. Es una herramienta de gran utilidad que proporciona datos de brillo medio y que nos permite calibrar la medición a nuestro gusto.

¿Dónde medir la luz para hacer una foto?

Dentro de la importancia que se le debe dar a la luz y a su medición para tomar una fotografía a la altura de las expectativas, es también importante saber dónde medir la luz. Es decir, donde enfocar la cámara para obtener un dato relevante y realista con el que capturar después la instantánea. 

La mejor opción es centrar el tiro en el área donde más luz haya de todo el encuadre, de esta forma la app medidora de nuestro smartphone tendrá un parámetro fiable con el que después podemos trabajar. En los smartphones, bastará con pulsar con el dedo sobre la pantalla en la zona que queramos.

Los smartphones y la revolución de la fotografía

La introducción de automatismos como la medición de la luz es solo un paso más hacia adelante en la sofisticación de las cámaras que incorporan nuestros teléfonos móviles. La evolución tecnología avanza a una velocidad tan vertiginosa que con cada generación de terminales nos encontramos con dispositivos cada vez más sofisticados. Actualmente, podría decirse que disponemos de cámaras con altas prestaciones en nuestro bolsillo, con las que tomar imágenes de alta definición con tan solo pulsar un botón.

Los smartphones y sus cámaras ocupan ya un lugar privilegiado en el sector de la fotografía, tanto por su facilidad de uso, como por su calidad y rapidez. Hoy día, es posible capturar una instantánea de calidad envidiable, editar sus parámetros rápidamente mediante una app externa u otra que venga de serie con el dispositivo, y compartirla en apenas segundos en redes sociales o enviarla a otro destinatario con cualquier fin. Desde el punto de vista profesional, es también un avance que le permite trabajar con agilidad y versatilidad en aquellos momentos en los que la velocidad sea imprescindible.