Saltar al contenido

La distancia hiperfocal en la fotografía de paisaje

¿Eres de esos aventureros que a menudo hace escapadas en plena naturaleza y que quiere inmortalizar imágenes de paisajes únicos? Entonces, sigue leyendo este artículo, porque vamos a tratar un concepto popular dentro del mundo de la fotografía y que tiene un fuerte protagonismo en esta modalidad: la distancia hiperfocal

¿Qué influencia real tiene? Antes de profundizar sobre ello, conviene hablar sobre las grandes posibilidades que tenemos ahora para hacer todo tipo de fotos en nuestras aventuras. ¿Por qué? La respuesta la tenemos, a menudo, en la palma de nuestra mano. Hablamos de nuestros smartphones, en concreto, de las cámaras que llevan incorporadas. Cargar tu galería de fotos de esos paraísos naturales que visitas es ahora más fácil que nunca gracias a las grandes prestaciones que ofrecen los teléfonos móviles.

Con la ayuda de la cámara de nuestro iPhone, de nuestro Samsung, de nuestro Xiaomi o de prácticamente un terminal de cualquier marca potente, tenemos a nuestro alcance la tecnología y mecanismos necesarios para capturar imágenes dignas para el recuerdo. Instantáneas que, son solo observarlas, nos lleven de nuevo a esa escapada en plena naturaleza. Ahora sí, ¿qué tiene que decir la distancia hiperfocal en todo esto?

Qué es realmente la distancia hiperfocal en fotografía

El inmenso mundo de la fotografía está compuesto por decenas de conceptos que influyen en la calidad de las imágenes y que, sobre todo en el caso de los fotógrafos profesionales, conviene conocer y saber dominar. El tiempo de exposición, el diafragma, el enfoque, la medición de la luz, la profundidad de campo… Varios parámetros que es fundamental tener en cuenta y a los que vamos a añadir el la ya mencionada distancia hiperfocal.

¿De qué trata este concepto? Primero de todo, se debe evitar cualquier confusión con la distancia focal, pese a su parecido aparente. La distancia hiperfocal es la distancia a la que debemos enfocar el objetivo de la cámara de nuestro móvil para conseguir una óptima profundidad de campo, es decir, el punto idóneo en el que lograremos una nitidez decente desde la mitad de la distancia hiperfocal hasta el infinito.

Qué es la distancia hiperfocal

Ejemplo para entender la distancia hiperfocal

Es posible que la definición del párrafo anterior pueda llevar todavía a alguna equivocación, pero lo cierto es que entender la distancia hiperfocal es más fácil de lo que parece. Pongamos un ejemplo: hacemos una escapada para visitar un lago con una montaña al fondo, y para fotografiar ese paisaje inigualable nos colocamos a unos metros de distancia de la orilla del lago y sacamos nuestro móvil. 

Apuntamos con nuestro objetivo y vemos en la imagen que la nitidez comienza justo en la orilla y se extiende hasta la montaña a un nivel aceptable. En este ejemplo, la distancia hiperfocal la marcaría la orilla del lago, dado que es el punto de referencia a partir del que parte toda el área que podemos ver definida para tomar la fotografía

Un concepto muy ligado a la profundidad de campo

Si queremos hablar de la distancia hiperfocal, tenemos también que hacer referencia a otro término fotográfico con el que guarda una estrecha relación. Este concepto no es otro que la profundidad de campo. En realidad, no puede hablarse de distancia hiperfocal sin profundidad de campo, y viceversa, tanto si profundizamos en equipos profesionales como si queremos investigar la cámara de nuestro smartphone.

¿Qué es la profundidad de campo? Básicamente, se trata de la distancia que existe tanto por delante como por detrás del primer punto que se ve con nitidez en nuestro enfoque. En esta línea, tenemos que cuanto mayor sea nuestra profundidad de campo, podemos disponer de una mejor definición en un área mayor del encuadre, es decir, de una distancia hiperfocal óptima; y si la profundidad es reducida centraremos la nitidez en nuestro objetivo, desenfocando el resto con un estilo propio de imágenes de detalle.

Apps para medir la distancia hiperfocal en tu móvil

Las posibilidades de nuestro smartphone en el terreno de la fotografía han aumentado de tal manera que incluso pueden albergar aplicaciones de extrema utilidad para profesionales. Hoy en día, tanto en los catálogos de Google Play como de la App Store existen aplicaciones que nos ayudan a medir y ajustar parámetros trascendentales para captar imágenes. Entre ellos, se encuentra también el cálculo de la distancia hiperfocal. ¿Qué aplicaciones podemos utilizar?

En Android, DoF Easy

Dentro de la posibilidades que ofrece la base de datos de Google Play tenemos la aplicación DoF Easy, cuyo nombre ya nos indica que su uso y su interfaz son sencillos e intuitivos para cualquier fotógrafo, ya sea profesional o amater. Esta aplicación basa su funcionamiento en el cálculo de la profundidad de campo y, desde este punto, mostrará en pantalla parámetros útiles como la apertura de diafragma requerida, datos del sensor o, el que buscamos ahora, la distancia hiperfocal. 

En iOS, Set My Camera

Si buscamos en el catálogo de la App Store podemos encontrar la opción Set My Camera, una de las mejor valoradas y de las que mejor reputación goza dentro del contexto de la fotografía. Contiene una gran cantidad de herramientas que componen una especie de tutorial completo para aquellos fotógrafos no profesionales que deseen profundizar en esta disciplina.

Entre todas las funciones, dispone de las dos que nos interesan para el tema que estamos abordando en este artículo: una funcionalidad para calcular la profundidad de campo, y otra para determinar la distancia hiperfocal. Con estos dos parámetros, tenemos un buen punto de partida para hacer una foto de calidad.

En definitiva, hace ya mucho tiempo que nuestros smartphones dejaron de ser simples dispositivos con los que hacer llamadas y enviar mensajes de textos. Ahora, entre todas sus múltiples prestaciones, incorporan cámaras fotográficas y de vídeo de alta calidad y pueden albergar aplicaciones que resultan un apoyo fundamental para cualquier fotógrafo. El sector de la imagen vive en una revolución y desarrollo constante, y nosotros, como usuarios, solo tenemos que centrar el foco en disfrutar, en jugar con nuestras cámaras, en hacer todas las pruebas posibles y en encontrar nuestro estilo.