Saltar al contenido

Cómo hacer un trípode casero para móvil

Es posible que te hayas intentado grabar o que quieras iniciarte en YouTube y no dispongas cámara ni trípode para empezar, pero eso no es un problema puesto que lo de la cámara lo solucionas con tu propio smartphone. El problema es que los smartphones no se mantienen por si mismos y muchas veces en caso de que consigamos apoyarlos en alguna parte la altura no sea la ideal para grabarnos. Pero a cada problema en el mundo existe una solución y por eso hoy te vamos a explicar cómo hacer un trípode casero para el móvil.

Construye tu trípode casero para móvil paso a paso

La forma más sencilla de construir  tu propio trípode casero es utilizando cosas que tengas por casa, por eso vamos a enseñarte a hacer un trípode de diferentes formas, así seguro que no tienes excusas, ya que los materiales que usaremos son tremendamente comunes en cualquier hogar de hoy en día.

Trípode de tetrabrick

Uno de los trípodes más sencillos de construir es el trípode de tetrabrick con un envase de leche, simplemente necesitaremos un envase de cartón de leche o cualquier otra cosa y un cuchillo o sierra de modelar.

  1. Comenzamos realizando un corte en diagonal  en la base del tetrabrick, retirando la base del mismo.
  2. Ahora realizamos un corte vertical sobre uno de los lados, sobre el que apoyaremos la parte en la que no esté la lente de nuestro móvil, de forma horizontal, de esta forma sujetará al smartphone para que no se mueva de un lado a otro y la lente quedará liberada para grabarnos.

Este es el trípode más fiable, pues la base es cuadrada y podremos rellenarlo de algo que le aporte peso extra, así obtendremos una mayor estabilidad en el mismo.

Cómo hacer un trípode casero para móvil

Trípode de lápices

Otra forma de construir un trípode casero con materiales muy comunes es el trípode de lápices. Para esta ocasión necesitaremos algo más de habilidad y materiales. Necesitamos contar con un total de cinco lápices y cinco gomas elásticas, también pueden servir gomas del pelo o cualquiera que aporte la rigidez necesaria.

  1. Lo primero que debemos hacer es introducir un lápiz por una goma y girarlo hasta envolver el lápiz con la misma goma. En esta, quedará un hueco libre, por el que deberemos introducir otro lápiz de igual tamaño. En este lápiz quedará un extremo libre, al que le repetiremos el procedimiento con otra goma, y a esta goma, con otro lápiz, atado al extremo del primero, formando un triángulo.
  2. Ahora que tenemos el triángulo, necesitamos mantenerlo levantado para sujetar nuestro móvil, utiliza los dos lápices restantes y pásalos por la goma del vértice superior y de forma que estos toquen la superficie de apoyo, necesitarás que sean algo más grandes que los otros tres. Ahora tan solo ajusta el ángulo moviendo los lápices que apoyan en la base hasta conseguir el resultado deseado.

Trípode de papel

Por último, te enseñaremos a hacer un trípode de papel, para lo que necesitaremos cartón de maquetas con una medida de 3 y 1’5 mm. La mejor forma de conseguir este material es ir a cualquier papelería, librería o tienda de modelismo. También puedes utilizar alguna tapa de libreta vieja que tengas por casa, ya que es un material tremendamente similar y aporta una robustez más que suficiente.

Una vez que tienes los materiales, cogemos una hoja de A4 y la doblamos en forma de tubo fino, repetimos este procedimiento con otros tres folios, y los metemos uno dentro de otro y pégalos con pegamento de barra para conseguir un tubo fino y robusto. Ahora haz dos tubos más, exacto, necesitas tres de estos tubos para formar las patas de trípode.

  1. Ahora cogemos otro folio A4 y lo disponemos de forma horizontal sobre la zona de trabajo, recortamos la parte superior a unos 15 cm del borde, dejando como resultado una cinta, la cual doblaremos con el grosor de un rotulador fino, la parte restante la doblaremos también en forma de tubo con el grosor de un palo de brocheta. Repetimos este método como en la primera ocasión, juntando cuatro folios entre sí y pegándolos con pegamento de barra. De nuevo necesitaremos tres tubos de cada uno de estos, por lo que ahora mismo ya disponemos de un total de nueve tubos.
  2. Ahora cogemos dos tubos  de los que primero hemos hecho, los más gruesos y alargados y los disponemos en forma de triángulo, uniéndolos en su base por uno de los tubos más finos, los de longitud media, los unimos en todos los vértices con pegamento de barra, o en este caso podemos utilizar algo más fuerte como la cola blanca.
  3. Una vez tenemos esta estructura, pegaremos otro de los tubos finos a la base, dándole forma de triángulo, esta vez respecto al otro tubo fino, y lo cerraremos con el tubo fino restante, al que uniremos el último tubo grueso que a su vez irá unido al vértice superior con los otros dos tubos grueso, obteniendo como resultado una estructura formada por tres triángulos que se apoyan entre ellos en su vértice superior y que se mantiene de pie por sí misma.
  4. Ahora pega los tres tubos pequeños de forma horizontal sobre el vértice superior, consiguiendo una base recta y firme. Ahora necesitaremos realizar otros tres tubitos pequeños, los cuales darán soporte a nuestro smartphone, colocando dos sobre el tubo del centro de forma horizontal y otro de forma diagonal, en un extremo. Ahora pasamos una cuerda  sobre el tubo horizontal y lo atamos al teléfono, ajustando esta cuerda y atándose a una de las patas del trípode, podremos ajustar el ángulo en el que queremos grabar.

De esta forma ya conoces tres maneras diferentes de crear tu propio trípode casero, ahora no tienes excusa para no conseguir las tomas con la estabilidad que requieren tus fotos o vídeos.