Saltar al contenido

Cómo hacer fotos profesionales con el móvil

Cada vez las cámaras de los smartphone ofrecen más posibilidades, lo que supone que los usuarios que aprenden a manejar sus herramientas, están más cerca de conseguir resultados profesionales con las cámaras de stock de los móviles. Es por esto que cada día más y más personas consiguen resultados profesionales en sus fotos con el móvil.

Está más que claro que un smartphone no es una cámara réflex, ni por opciones, ni por componentes ni por procesado de la imagen. Pero a día de hoy existen cámaras tremendamente competentes en el mundo de los smartphones, eso sí, al igual que con una cámara profesional, deberemos tener en cuenta todos los factores que afectan a la imagen y a la capacidad de la lente de recoger toda la información posible, es por eso que para obtener resultados de fotos profesionales con el móvil debemos prestar aún más atención a los siguientes elementos.

¿Quieres hacer fotos profesionales con el móvil?

La iluminación, es sin duda la clave de toda buena foto, puedes tener el mejor encuadre y la mejor escena posible, pero sin una buena iluminación la lente no será capaz de mostrar todos los colores e información necesaria para hacer justicia al plano real. Las cámaras se alimentan de luz por lo que antes de gastar dinero en un smartphone con mejor cámara, asegúrate de disponer de periféricos de iluminación que aporten esa luz extra a tus fotografías.

Piensa que en la mayoría de los estudios tienen focos y equipos de iluminación carísimos capaces de iluminar una escena con diferentes temperaturas, intensidad, dirección de luz, por lo que esto nos demuestra la verdadera importancia de una buena iluminación, así que cuídala bien para obtener un resultado profesional.

Cuida los elementos de la fotografía. En ese momento justo antes de apretar el disparador, ves y comprendes todos los componentes de la fotografía, consigue darle un sentido como conjunto pero que además tengan una interpretación individual. Esto es básicamente en lo que consiste la composición de la fotografía, más allá de la resolución y de la calidad de la imagen, lo principal es lo que transmite la imagen una vez ha sido realizada. Cuadra los componentes, dale un sentido a la imagen y saca todo el partido de tu entorno.

La localización es parte de la composición de la misma. Piensa en cualquier escena que se te pueda pasar por la cabez, ubícala en diferentes lugares y verás que no significa lo mismo, esto es debido a la localización de la misma, el lugar en el que suceden las cosas afecta al contexto del mismo, por lo que si el lugar en el que sucede la escena es intrascendente, prueba a retocar la profundidad de campo o a usar el modo retrato para difuminar el fondo, dando completo protagonismo a otros elementos y obviando el entorno.

Otra de las claves para conseguir un resultado profesional en fotos tomadas con tu smartphone es el de utilizar accesorios que te puedan beneficiar, como trípodes o un equipo de iluminación decente.  Lo que no recomendamos es el uso de objetivos para cámaras de móvil,aún no existe una calidad comparable ni de lejos a la de una cámara profesional, ya que provocan un efecto ojo de pez, por lo que es una mejor opción utilizar el zoom digital, intentando no abusar de él para reducir el granulado y un trípode para evitar mover en exceso el smartphone al lanzar la foto.

Además es muy posible que si tu móvil es Android necesites echar mano de aplicaciones de cámara externas, que tienen un mejor procesado que los de fábrica. El procesado de la foto es más importante incluso que la calidad de la misma, pues de nada nos sirve una cámara de 12 mp si nuestro procesado de la foto es malo y no consigue sacar a relucir todo el potencial del hardware. En este sentido, Apple dispone del mejor procesado de fotografía que existe en el mundo de los móviles, por lo que si tienes un IPhone, ninguna de estas aplicaciones mejorará en exceso los resultado que ya obtienes con tu aplicación de fábrica.

Además de utilizar el modo manual, es muy útil utilizar el modo automático para fotos genéricas, pero si buscamos una fotografía profesional debemos utilizar el modo manual. Aprendernos todas las funciones de nuestra cámara y así conocer nuestra herramienta de trabajo mejor que nadie, solo de esta forma podremos exprimir todo su potencial.

Aspectos a evitar

Pero no todo van a ser consejos de cosas que debes hacer, también existe una serie de cosas que no debes hacer si quieres que tus fotografías tengan un resultado profesional, o al menos lo parezcan.

En primer lugar, no utilices el flash, si, antes te hemos dicho que una buena iluminación es clave para conseguir unos buenos resultados, pero no es precisamente el flash de tu móvil la mejor fuente de iluminación posible. Esto se debe a que en muchas ocasiones el flash está demasiado cerca de la lente y puede suponer un factor contraproducente, además el flash es una luz unidireccional, no podemos orientarla a nuestro antojo, lo que supondrá sombras en lugares no deseados.

Aunque en el caso del flash existe una excepción, que se utilice desde otro móvil en modo linterna, si no siempre podemos recurrir a fuentes de iluminación como aros, paneles LED o flash para teléfono móvil.

Por último, la lente, suena evidente, pero debe estar limpia. La lente de un smartphone es muy pequeña por lo que cualquier mínimo de suciedad afecta al rendimiento y la capacidad de absorber la luz de la misma, por lo que recomendamos limpiar la lente a ser posible con una gamuza de las gafas, de esta forma eliminaremos el polvo y la suciedad que se pueda haber acumulado en ella.

Recuerda que lo más importante a la hora de hacer una buena fotografía no es la cámara, sino quien está detrás de ella y cómo la utiliza, por lo que para conseguir el mejor resultado posible deberás practicar durante horas hasta dominar al cien por cien las capacidades de la cámara de tu smartphone.