Saltar al contenido

Cómo hacer fotos en movimiento con el móvil

Una de las grandes capacidades de un buen fotógrafo es la de capturar el movimiento en imágenes estáticas, un arte al alcance sólo de quien realmente se dedica a aprender, o al menos hasta ahora. Las marcas cada vez están más empeñadas en ofrecer dispositivos de calidad a los usuarios con mejores y más posibilidades, y la de la cámara es una de las que más mejoras y beneficios obtiene con cada nuevo modelo de smartphone. Es por esto que cada día, con el uso adecuado, los usuarios de cámaras de smartphone están más cerca de los profesionales.

Gracias a la demanda del gran público estas cámaras vienen estando cada vez mejor preparadas, por lo que ofrecen posibilidades que jamás imaginaríamos cuando los primeros móviles comenzaron a incluir una cámara en ellos. Hoy podemos editar todas las opciones imaginables en la cámara de nuestro smartphone, con algunas limitaciones respecto a las cámaras réflex convencionales, pero con la capacidad de ofrecer resultados casi profesionales.

De entre las principales mejoras es la de captar el movimiento, cuando hace unos años apenas podíamos distinguir una mancha, ahora, con la habilidad necesaria y los consejos que te vamos a dar, serás capaz no solo de atrapar la escena sino también de conseguir dar esa sensación de movimiento a la imagen.

Aprende a realizar las mejores fotos en movimiento con el móvil

Para conseguir los mejores resultados a la hora de hacer fotos en movimiento debemos tener en cuenta varios elementos clave como lo son la luz y las opciones del modo manual de nuestra cámara, cuanto mejor la conozcamos, mejores resultados obtendremos, pero de esto último no te preocupes por es precisamente lo que te vamos a explicar.

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de realizar fotografías en movimiento es la velocidad de obturación, normalmente estas fotografías se hacen entre 50 y 100, lo que permite que la luz entre de pleno en la lente y se capte la máxima nitidez que permite la lente. Pero en este caso lo que necesitamos es precisamente lo contrario, que la foto se tome de la forma más rápida posible, por lo que aumentaremos el tiempo de exposición al máximo que nos permita nuestro smartphone. De esta forma entrará menos luz en la lente, pero captamos mejor el movimiento de una persona u objeto.

Otro elemento clave que debemos aprender a manejar es la ISO, la ISO permite ajustar la cantidad de luz que la lente es capaz de captar, por lo que la utilizaremos para compensar precisamente la alta velocidad de obturación, que reduce la entrada de luz. De esta forma y con una iluminación óptima, conseguiremos un resultado bastante más apurado y de calidad.

Fotos en movimiento con el móvil

Una vez has configurado tu cámara para realizar la fotografía, solo queda esperar a que pase algo delante de nosotros para poder fotografiarlo. Aunque no todo es la cámara, como siempre decimos, lo más importante es quien maneja la cámara, por lo que la habilidad con la misma va a ser clave a la hora de conseguir resultados profesionales, por lo que la técnica es un factor clave. Así que ahora pasamos a explicarte la mejor técnica para captar objetos en movimiento y donde practicarlo.

La mejor técnica para cazar objetos en movimiento, dando esa misma impresión en la misma es el barrido, gracias a el barrido conseguiremos fotografiar al objeto o sujeto en cuestión de forma nítida mientras que el fondo aparece en movimiento, aportando esa sensación de velocidad a la misma.

Para hacer un barrido en condiciones, ajustaremos los parámetros de la cámara como hemos descrito antes y nos dispondremos por ejemplo, en la acera de una calle con mucho tráfico. Ahora seleccionamos el coche que queramos fotografiar y lo seguimos ocn la lente de la cámara durante 3 o 4 segundos antes de lanzar nuestra foto, una vez lanzamos la foto seguis al objeto durante otro par de segundos y vemos los resultados, debería aparecer el coche estático pero el fondo en movimiento, aportando esa sensación de velocidad que ya hemos mencionado.

La mejor forma de practicar esta fotografía es permanecer en una calle transitada y practicar tanto con coches como con ciclistas, cualquier elemento en movimiento nos vale. También podemos ir a un parque y probar a fotografiar un balón en movimiento o un perro corriendo.

Otra de las formas de conseguir fotografías en movimiento es el uso del modo ráfaga. Este modo consiste en lanzar muchos disparos de forma consecutiva, de esta forma obtendremos un gran abanico de opciones entre los que elegir. Este modo se utiliza sobretodo para captar saltos, ya que muchas veces la imagen aparece movida, con este modo activado conseguiremos aumentar las probabilidades de éxito. Y así conseguir una imagen en la que parezca que estamos flotando.

Por último para capturar movimientos más lentos como la icónica imagen de las estrellas en movimiento, ajustaremos la apertura del obturador por una baja, para así mantener la lente abierta el mayor tiempo posible y captar la estela de las estrellas. Además ajustaremos la ISO por una baja, por norma general a mayor tiempo de apertura, menor ISO.

Estos han sido los consejos para que obtengas los mejores resultados para tus fotos en movimiento, recuerda que debes aprender a manejar tu cámara en modo manual para poder sacarle todo el rendimiento. Recuerda también que la práctica hace al maestro y nunca dejes de mejorar, sólo de esta forma obtendrás los resultados que tanto deseas con tus fotos en movimiento con tu móvil.