Saltar al contenido

Cómo hacer fotos a contraluz con el móvil

¿Alguna vez te has parado a pensar cómo sería a día de hoy el mundo de la fotografía sin los teléfonos móviles? La evolución de estos dispositivos ha propiciado una larga serie de cambios en nuestra forma de tomar instantáneas para el recuerdo. Ahora, con tan solo apretar la pantalla táctil de nuestro smartphone, podemos capturar cualquier imagen en cualquier momento.

Se trata de un procedimiento sencillo que, en contra de lo que pueda parecer, no ha restado un ápice a la fotografía como disciplina artística. Más bien, todo lo contrario: las novedades que presentan las cámaras de los móviles generación tras generación hacen que, con el paso del tiempo, sea cada vez más fácil realizar fotografías de nivel, ajustando parámetros a nuestro gusto para, incluso, lograr instantáneas de calidad a contraluz con el móvil.

Precisamente, esta última técnica de cómo hacer fotos a contraluz con el móvil ha sido objeto de deseo de experimentados fotógrafos durante décadas: dominar la iluminación, los contrastes, el enfoque… todo ello, jugando con la luz del sol o una fuente artificial. Hoy, lo que hasta no hace muchos años era un proceso ciertamente complicado, resulta sencillo gracias a las prestaciones que nos ofrecen las cámaras que incorporan los teléfonos móviles.

El concepto clave: la exposición

Las grandes firmas tecnológicas que acaparan el sector de la telefonía han invertido recursos y esfuerzo para innovar con cada uno de sus terminales. Esta innovación se ha centrado, en gran medida, en diseñar cámaras cada vez más funcionales con las que tomar imágenes de gran calidad visual y fotográfica. En este sentido, existe un concepto clave en el desarrollo de estos dispositivos: la exposición.

Cómo hacer fotos a contraluz con el móvil

¿Qué es la exposición?

En esencia, la exposición es la cantidad de luz que es capaz de absorber el sensor de nuestra cámara. Esta luz será decisiva para la imagen que vayamos a capturar, pero cuando se trata de tomar fotos a contraluz, es especialmente importante saber dominar la exposición, ya que esta iluminación puede complicar mucho nuestra tarea.

Por decirlo de otro modo, la exposición no alcanzará el mismo nivel si apuntamos el objetivo hacia el lugar donde da la luz del sol, en comparación a si lo apuntamos directamente a la fuente, es decir, el sol. En el primer caso, será fácil tomar una fotografía donde todo se vea con claridad; en el segundo, es preciso seguir unos pasos concretos para capturar instantáneas desde un punto de vista más artístico o conceptual.

Ajuste de la exposición: automático o manual

Una vez que sabemos de qué trata el término exposición, es importante destacar que los teléfonos móviles modernos ofrecen dos opciones: ajustar este parámetro de forma automática o hacerlo de forma manual. Hacerlo mediante el sistema automático resulta bien sencillo: basta con tocar en la pantalla la zona de la imagen donde queremos que se centre el enfoque y la exposición.

Por el contrario, si elegimos la opción manual o profesional, esta se puede identificar de forma sencilla gracias a una barra de ajuste que, generalmente, aparece a la derecha de la pantalla. Con este mecanismo, en lugar de seleccionar un punto concreto, modificaremos los niveles generales de la imagen. Es una opción pensada para fotógrafos experimentados con su smartphone, pero también da pie a la improvisación para los novatos.

Pasos para sacar fotografías a contraluz con el móvil

Ya dominamos el concepto de exposición y sabemos que podemos elegir dos modos, automático o manual. Por tanto, ya estamos preparados para tomar la fotografía a contraluz deseada. Una silueta frente al sol, una figuras a lo lejos en el atardecer junto al mar… Las opciones son tan amplias como tu imaginación. Lo importante es tener claros los pasos para conseguir una imagen para el recuerdo. Si lo sigues, estamos seguros de que acabarás la lectura sabiendo cómo hacer fotos a contraluz con el móvil.

Escoge tu modelo u objetivo

El primer paso es seleccionar el modelo o el objetivo en el que vamos a centrar la instantánea. Puede ser una persona, o incluso varias, o también un animal o un objeto. Es importante en este punto insistir en que el o los elementos protagonistas de la imagen deberán permanecer quietos, puesto que la combinación de exposición y movimiento no suele dar buenos resultados.

Localiza la luz deseada

Tanto si buscamos una foto a contraluz en pleno día, como si lo queremos hacer en interior o en un momento del atardecer, es clave localizar el origen de la luz. ¿Por qué? Muy sencillo: porque la iluminación será la que determine la posición de los elementos y los parámetros de exposición de la imagen. Por ejemplo, si queremos tomar una foto a contraluz de día, lo mejor será colocar la figura protagonista justo delante del sol para tapar su luz y crear una silueta.

Busca un fondo neutro

Otro punto primordial es el fondo de la imagen. Este debe ser lo más neutro posible para no interferir en los niveles de exposición de la instantánea. Dicho de otro modo, siempre será mejor un cielo plano o un fondo donde los elementos no entren en conflicto con aquello que queremos destacar. Es algo a tener en cuenta sobre todo si utilizamos hacer una foto a contraluz con el móvil en modo automático.

Piensa en la composición de la imagen

Llega el momento de pensar en cómo será la fotografía, en cómo disponer el elemento o los elementos que queremos que aparezcan y cómo jugar con la luz. La composición de la imagen es un factor clave, ya que es en este punto donde debemos decidir qué lugar ocupará cada figura, siempre situando la luz por detrás para capturar las siluetas y lograr un nivel óptimo de exposición.

Ajusta los parámetros

Estamos llegando al final del proceso, y es aquí donde entran en juego los modos antes mencionados: si elegimos el modo de exposición automático en la cámara del smartphone, bastará con pulsar en pantalla sobre el área que queremos destacar; si hemos escogido el modo automático, puedes ajustarlo con tu dedo sobre la barra de la derecha y comprobar a qué nivel de exposición te gustaría capturar la imagen.

Imprescindible: ¡apaga el flash!

Antes de apretar el botón para hacer la fotografía, conviene tomarse un par de segundos de tiempo para evitar tirar todo el trabajo al traste. ¿Cómo? Desactivando el flash de la cámara. En las fotos a contraluz, la luz del flash entrará en conflicto directo con la iluminación del plano, dando como resultado una foto muy alejada al resultado deseado. 

¡Captura una foto irrepetible!

Es el momento de pulsar en pantalla el botón de tomar fotografía y… ¡ya está! Ya has capturado la instantánea que querías, ya has inmortalizado el momento que deseas conservar como recuerdo con un toque artístico jugando con la luz de fondo. Como has podido comprobar, gracias a la tecnología de las cámaras de nuestros smartphone, hacer fotografías a contraluz con el móvil es a la vez sencillo y divertido. ¡Ya estás listo para dar rienda suelta a tu creatividad!