Saltar al contenido

Cómo editar fotos con Lightroom en el móvil

El mundo de la fotografía está a la orden del día, ya sea para publicarlas en tus redes sociales, o simplemente porque te encanta inmortalizar ese viaje para el que tanto tiempo esperaste, la cámara es ahora mismo uno de los principales atractivos a la hora de elegir un smartphone. Por otro lado, no todo el mundo consigue sacar el mejor resultado de sus fotografías. Es por eso que hoy venimos a contarte cómo editar fotos con Lightroom en el móvil.

Adobe es una de las principales desarrolladoras de programas para pc, mac y smartphone desde hace ya mucho tiempo. Diseñadores y editores de todo el mundo pagan las licencias de sus programas ya que ofrecen un servicio inigualable comparados a otros gratuitos. Adobe Lightroom es una aplicación diseñada para editar imágenes digitales de manera sencilla y para todos los usuarios. A diferencia de Photoshop, Adobe Lightroom no nos permite trabajar por capas, usar pinceles o trabajar imágenes 3D. Lightroom está diseñada para satisfacer, de manera sencilla, las necesidades del usuario, experto o no, al instante.

Cómo editar fotos con Lightroom en el móvil

Para editar fotos con Lightroom en el móvil, lo primero que tenemos que hacer es descargar la aplicación de Play Store para Android o App Store para iOS. En su versión gratuita encontramos ya todo lo necesario para comenzar a editar, ya que ofrece una serie de funcionalidades suficientes como para no echar de menos otras si eres un usuario medio.

Cómo editar fotos con Lightroom en el móvil

Entre estas funcionalidades gratuitas disponemos de “Perfiles”, los clásicos filtros que nos permiten editar fotografías en un clic y obtener grandes resultados, “Curva”, nos da la posibilidad de intervenir en el contraste, tono y exposición. “Mezcla de colores”, con el que editamos la saturación de los mismos. “Ajustes preestablecidos”, se aplican directamente a la fotografía con un toque en la pantalla. “Claridad, Textura y eliminación de neblina”, una herramienta más enfocada a profesionales para dar una mayor sensación de movimiento y vida a la fotografía.

Si has obtenido una imagen quemada y quieres editar la luz, seleccionala en el panel de opciones y se abrirá un desplegable el que podremos corregir la exposición, el contraste, las iluminaciones, sombras, etc… Recuerda que debes equilibrar los ajustes de forma que al corregir un quemado en la imagen no ensombrezcas otra zona o sea difícil de ver. En caso de no obtener los resultado deseados puede reestablecer los ajustes de la fotografía original simplemente eligiendo no guardar los cambios.

Otro de los problemas de las cámaras es que no todas consiguen captar el mismo número de colores o no son capaces de interpretarlos de la misma forma, por eso a veces nos encontraremos con fotografías muy apagadas o con un tono algo exagerado. Lightroom nos permite editar los colores de nuestra foto de forma sencilla. Simplemente accede al panel “Mezcla de Colores” para editar la saturación, el tono y la luz de tu fotografía. Lo más destacable de esta funcionalidad es la capacidad de cambiar tan solo las características de un color, lo que nos permite ajustar una parte de la fotografía sin afectar al resto. Además en este apartado podrás realizar un más apurado balance de blancos para ajustar la temperatura de la fotografía, dependiendo de la sensación que pretenden transmitir.

Lightroom también corrige posibles carencias de nuestra cámara. Por ejemplo, si no disponemos de “Modo Retrato”, los efectos de corrección de óptica de LIghtroom nos ayudarás a paliar este problema. Accede al panel “Corrección de Perfil de Lente” para ajustar la distorsión y las viñetas de lente, de esta forma conseguirás resaltar aquello que consideres más importante de tu fotografía y podrás distorsionar la información más relevante de la misma, consiguiendo incluso efectos tridimensionales. Si por otra parte quieres darle a tu imagen un aspecto analógico, en la sección de “Efectos” podremos aumentar el grano de las fotografías, dándoles ese efecto retro. Pero no es todo, en el apartado “Detallescorregiremos la nitidez de la imagen en caso de que nuestra cámara o la falta de luz emborrone los resultados.

Por otra parte disponemos de los “Ajustes Preestablecidos”, son aquellos que con un simple toque en la pantalla aplican una serie de filtros para corregir de manera automática luces, colores, exposición y contraste. Es una forma rápida de editar nuestras fotografías ya que además recuerda a los filtros de instagram, por lo que te resultará muy familiar e intuitivo a la hora de usarlo. Además podemos editar nuestros propios ajustes y crear esos filtros para poder utilizarlos posteriormente. Otra de las facilidades que nos da Lightroom es que podamos exportar todos los presets de nuestro pc a nuestro teléfono móvil, conectado así todo el ecosistema de dispositivos para facilitar y agilizar nuestro trabajo.

Por último, Adobe Lightroom nos permite acceder y editar algunos de los metadatos de la imágenes que importamos, por lo que si necesitamos añadir información como copyright o corregir la ubicación de la fotografía podremos hacerlo desde esta misma aplicación sin necesidad de utilizar otra.

Adobe Lightroom es la aplicación perfecta para todos aquellos que quieran mejorar de manera rápida y sencilla los resultados de sus fotografías sin necesidad de pasar horas en un ordenador. Esta aplicación nos da la posibilidad de editar fotos desde nuestro smartphone inmediatamente después de haber realizado la fotografía, lo que significa que es una herramienta indispensable para influencers o cualquier tipo de usuario que quiera mejorar la calidad y el atractivo visual de sus publicaciones. Además nos permite editar fotografías hechas previamente en cualquier momento y en cualquier lugar, por lo que te ayudará a exprimir tu tiempo al máximo.

Ahora ya sabes todo lo necesario para hacerte con los mandos de Adobe Lightroom y sacarle el máximo partido a la cámara de tu smartphone y tus fotografías. Solo necesitas paciencia y explorar la aplicación hasta obtener los resultados esperados.