Saltar al contenido

Fotografía con móvil: ha llegado para quedarse

Hacer fotos con móvil actualmente es un acto que realizamos prácticamente a diario. Desde esta guía pretendemos ayudarte a entrar en el mundillo de la fotografía con smartphone. Cómo sacar la mejor foto con el móvil, qué aplicaciones de edición podemos utilizar o como almacenar nuestras fotografías de forma segura, son algunas de las preguntas que muchos usuarios de teléfonos inteligentes se hacen.

Da igual si eres un experto fotógrafo, un aficionado medio o un simple novato en este campo, la fotografía con teléfono móvil ha llegado para quedarse, es un hecho que no admite discusión. Y en el futuro esta tendencia va a ir a más.

¿Te animas a saber más de esta apasionante afición? ¡Vamos a ello!

Fotografía móvil

¿Cuáles son los beneficios de realizar fotografías con tu teléfono?

Más y más fotografías

No sé a ti, pero a nosotros nos cuesta una barbaridad llevar nuestro equipo fotográfico en todo momento, tanto por peso como por espacio. Una cámara fotográfica al uso, más sus objetivos y accesorios varios, resulta como poco un bulto más de equipaje en cualquier viaje, y eso en muchas ocasiones no es asumible.

En cambio, puedes hacer fotos con móvil en cualquier circunstancia, incluso de forma totalmente improvisada. ¿Vas a dejar pasar oportunidades de realizar excelentes fotografías porque te has olvidado o has decidido prescindir de llevar tu cámara favorita?

La actual realidad es que la mayoría de nosotros llevamos encima nuestro móvil todo el tiempo. Y eso significa que a la vez también llevamos una potente cámara fotográfica y, gracias a la frenética evolución tecnológica, hace fotografías más que decentes.

Empieza ya a tomar fotografías con tu celular, una tras otra, y comprobarás todo el potencial que puedes desarrollar ¡Ahora tenemos al alcance de nuestra mano tomar fotos increíbles!

Aprende los cimientos de la fotografía

Aunque han mejorado de forma asombrosa en los últimos años, las cámaras de los teléfonos móviles no son tan potentes como las cámaras DSLR u otras cámaras digitales de gama alta. Si bien la distancia en número de megapixeles se ha ido acortando, las cámaras de los smartphone carecen de controles manuales que nos permitan lograr una profundidad de campo reducida o imágenes de personas u objetos en movimiento.

Por supuesto, una App móvil de edición no puede compararse con programas de edición profesionales (y extremadamente caros) como Adobe Photoshop y Lightroom.

Pero… entonces… ¿Cuál es la ventaja de sacar fotos con el móvil? Sencillo, esa limitación técnica de la cámara o del programa de edición de fotografías puede y debe ser compensada volviendo a los orígenes de la fotografía: la composición. La luz, las líneas, los colores, la ubicación del objeto o persona fotografiada y del fotógrafo, son variables que te permitirán tomar fotografías de una excelente calidad. Sin duda, volver a los fundamentos de la fotografía te convertirá en un mejor fotógrafo. Confía más en ti y menos en las ayudas técnicas.

En conexión con el mundo

Compartir las fotografías que tomes con un teléfono móvil es realmente sencillo. Aprovecha la conectividad que ofrece tu smartphone para compartir tus mejores fotografías en Facebook, Instagram o Flickr. Las ventajas… muchísimas: participa en grupos de profesionales, donde te ayudarán a mejorar tu técnica, disfruta compartiendo tus momentos con tus amistades, etc.

Y si trabajas como profesional de la fotografía, las posibilidades de obtener nuevos clientes, patrocinios de empresas o, incluso, participar en concursos de fotografía, se multiplican exponencialmente gracias al uso de las redes sociales.

La eterna pregunta… ¿iPhone o Android?

Han corrido ríos de tinta sobre las bondades de los teléfonos iPhone y Android (como puedes comprobar con una simple búsqueda en Google). Así que vamos a ir directamente al grano. Sin duda hay dos tipos de móviles que dominan por completo el mercado, los iPhone y los que integran el sistema operativo Android.

Los teléfonos con sistema Android (desarrollado por Google) son fabricados por muchísimas empresas, como, por ejemplo, LG, Samsung, Xiaomi, Sony… Por el contrario, los iPhone son fabricados en exclusiva por Apple, y funcionan gracias a su exclusivo sistema operativo iOS.

Si te debates internamente y no sabes cuál de los dos tipos de móvil comprar, prueba a considerar los siguientes aspectos:

Accesorios, aplicaciones y compatibilidad

Normalmente, el usuario de iPhone está dispuesto a invertir en teléfonos de precios elevados, por lo que, en consonancia, también suele adquirir accesorios de calidad para su terminal. Por ello muchas empresas se han mostrado ansiosas para desarrollar accesorios y aplicaciones compatibles con la tecnología iPhone.

Otro aspecto positivo para la marca de la manzana es que, en un momento dado, existe un número reducido de modelos de iPhone en el mercado, lo cual favorece a las empresas que quieran adentrarse en el sector, ya que al diseñar un accesorio o app, se aseguran la compatibilidad con todos los iPhone del momento.

En contraposición, existen un sinfín de marcas y modelos que trabajan con Android, lo cual resulta menos atractivo para los fabricantes de accesorios para fotografía móvil.

No obstante, esto no se aplica exactamente igual en el mercado de aplicaciones. En este sector las cosas están más compensadas, ya que el esfuerzo de desarrollar una app es muy similar ya sea para iPhone o para Android. Es más, las mejores aplicaciones están disponibles para ambas plataformas.

Calidad de la cámara

Muchas personas creen que iPhone tiene los móviles con mejor cámara del mercado, y es cierto que Apple siempre está trabajando para estar en la vanguardia de la fotografía con móvil. Quizás los teléfonos Android estén un poco (poquísimo..) por detrás en este aspecto, pero la realidad es que a igualdad de precio (show me the money) podemos adquirir teléfonos Android con ópticas fantásticas, extraordinariamente similares a las utilizadas por Apple.

Precio

Sin duda, en este aspecto ganan los Android. La gama iPhone (siempre que compres un teléfono actualizado, no una vieja gloria) comienza en una horquilla de precios muy superior a la de los teléfonos Android.

Por supuesto, hay teléfonos Android muy avanzados, exclusivos y que cuestan un montón de dinero, pero su gran ventaja es que puedes encontrar modelos muy interesantes a precios muy económicos.

Empezando con la fotografía móvil

¡Enhorabuena! ¡Ya eres el flamante propietario de un magnífico teléfono móvil! Estamos seguros que estarás ansioso de empezar a sacar fotos con móvil lo antes posible, pero antes de ello tienes que asegurarte de tener la mejor app de fotografía para que tus fotografías sean de sobresaliente.

¡Al lío!

Elegir una aplicación de cámara para hacer las mejores fotos con móvil

Lo más probable es que el teléfono móvil que acabas de comprar ya venga configurado con una aplicación de cámara predeterminada. La buena noticia es que en muchos casos, sobre todo si son tus comienzos en la fotografía con smartphone, esa aplicación ¡es exactamente la que necesitas en este momento!

Eso sí, tienes que tener claro que dependiendo del teléfono móvil y de tu experiencia y aspiraciones como fotógrafo, vas a necesitar algo más profesional.

Para tomar esa decisión, lo primero que tienes que hacer es evaluar la capacidad y funcionalidad del software preinstalado. Para ello asegúrate que la aplicación tenga todas las funciones activadas, ya que la configuración predeterminada suele desactivar algunas de las características avanzadas.

Una vez que tengas todas las funciones conectadas ¡dale caña! Haz pruebas y más pruebas, hasta que conozcas todos sus secretos y seas consciente de lo que puedes hacer. Si es lo que buscas, ¡perfecto! No necesitas buscar más. Si no es el caso, lo mejor es que busques una alternativa de calidad en la tienda de aplicaciones de tu teléfono, ya sea Google Play o App Store.

¿Todavía no tienes claro que requisitos debe tener esa app de cámara? No te preocupes, aquí te dejamos algunas cosillas que tu aplicación fotográfica debería tener.

Apps de cámara: funciones básicas que debes buscar en ellas

Como mínimo, tu app fotográfica debería permitirte hacer lo siguiente:

  • Agregar líneas de cuadrícula al marco: esto te va a permitir centrar con mayor facilidad los objetos a fotografiar, el nivel de los horizontes, etc.
  • Establecer un temporizador, que te permita retrasar la toma a voluntad.
  • Activar o desactivar el flas, además de poder seleccionar el modo automático.
  • Ajustar los niveles de exposición de forma sencilla.
  • Posibilidad de bloquear el punto focal y el nivel de exposición. Esto te va a permitir fijarlos y recomponer posteriormente la toma sin cambiarlos, lo que te va a brindar unas capacidades increíbles para hacer fotografía creativa.
  • Grabación de vídeo.

Si vas en serio con la fotografía con móvil, la aplicación de cámara debería darte un control casi total sobre tus imágenes:

  • Configurar manualmente cada disparo.
  • Disparar en alto rango dinámico.
  • Tomar imágenes en formato .dng o .tiff para minimizar al máximo la compresión de la imagen, lo cual, a su vez, te va a aportar mayor calidad y posibilidades infinitas de edición a posteriori.

En definitiva, cuanto mejor sea la aplicación de cámara que tengas instalada en tu smartphone, mayor control vas a obtener de tus tomas y esto es signo distintivo de tu profesionalización como fotógrafo.

Consejos de fotografía con smartphone

Cuando hablamos de hacer fotos con móvil, nuestra principal recomendación es precisamente ver las limitaciones de la cámara de nuestro móvil como la principal ventaja. Está claro que los smartphone todavía no son tan potentes como las mejores cámaras réflex digitales. Ni tampoco hablamos de que todo sea apuntar y disparar. La mayoría de ellos no tienen controles manuales ni su hardware le permite trabajar de forma extrema, como manejar poca profundidad de campo, tomar una imagen nítida de un objeto en movimiento o evitar el ruido  en una foto con poca luz.

Lo bueno de todo esto es que cuando la técnica no te acompaña, debes esforzarte de otras muchas maneras para que la cosa funcione. Y aquí entran nuestros consejos. Ya verás como en poco tiempo vas a ser capaz de desarrollar las habilidades técnicas necesarias para tomar las mejores fotos de móvil.

Pues nada, vamos a profundizar en lo ya adelantado para poder aprender a realizar fotos increíbles con tu teléfono móvil. Una vez que asentemos los conceptos básicos te vamos a dar algunas ideas para que puedas poner en práctica lo aprendido. ¡Al lío!

Conoce tu cámara

El paso fundamental es conocer a fondo todas las características de la cámara de tu móvil. Haz pruebas con los distintos modos (vídeo, panorámica, blanco y negro, etc.) y en diferentes condiciones (escasez de luz, contraluz, en movimiento…). Eso te va a permitir saber las posibilidades reales de tu cámara, tanto en positivo como en negativo. Los teléfonos suelen tener un modo estándar, que permite el ajuste manual de la exposición, y un modo de alto rango dinámico (HDR). Este último modo produce una sola toma tomando como punto de partida varias imágenes tomadas automáticamente con distintas exposiciones.

Nuestra recomendación es que dispares en HDR, ya que te va a permitir tomar fotografías más realísticas si hablamos de gradación de tonos claros a oscuros.

Si necesitas aumentar o disminuir drásticamente la exposición o te encuentras condiciones de baja luminosidad, lo mejor es pasar al modo manual, ya que con el HDR activado vas a tener problemas con el enfoque.

Aunque ya hemos hablado de eso, te recomendamos que instales en tu smartphone programas específicos de cámara fotográfica, que a buen seguro te aportarán funciones avanzadas que no encontrarás en el software de serie, salvo raras excepciones.

Hazte experto en composición

Si examinas las redes sociales, especialmente Instagram, te darás cuenta que muchos fotógrafos a los que sigue mucha gente tienen un elemento en común, independientemente del tipo de fotografía que realicen. Y ese elemento claves es la composición.

Si te estás preguntando sobre qué es la composición, de un modo resumido y fácil de entender se podría definir como el arte de organizar los elementos visuales dentro de tu marco, ya sean líneas, formas, colores y luces. En otras palabras, es la forma de colocar los elementos visuales en la toma.

Y decimos arte, porque lo es, dominar la composición es sinónimo de realizar excelentes fotografías con tu móvil.

Una buena composición no solo impacta en lo referente al aspecto de la imagen. Con la composición podemos transmitir, dar una sensación estática o dinámica, hacer sentir algo al espectador de nuestra fotografía. Por ejemplo, ver muchas personas sentadas en un parque no nos diga nada, pero una imagen de una sola persona sentada en un banco nos puede transmitir muchos sentimientos, desde la soledad a la tranquilidad o reflexión.

Cuando hablamos de fotografía con smartphone la composición es un elemento fundamental, ya que todos los elementos del marco estarán normalmente enfocados, salvo que utilices programas de cámara específicos. Con un teléfono no puedes ajustar por ejemplo la apertura del diafragma para difuminar el fondo, por lo que debes esforzarte para que todos los elementos de tu fotografía aparezcan de forma adecuada en la misma para transmitir el mensaje que deseas.

Otro aspecto a tener en cuenta es que muchos fotógrafos aficionados (y también profesionales) muestran su arte a través de Instagram, lo que les lleva a utilizar herramientas de edición más sencillas, en lugar de herramientas profesionales como Photoshop o Lightroom. Eso nos empuja a hacerlo cada vez mejor, ya que las herramientas básicas no nos van a salvar de errores importantes.

A continuación te dejamos algunos consejos en lo referente a la composición con nuestros teléfonos móviles:

Luz

Sin duda la luz tiene un gran impacto en el aspecto final de tus fotografías. Solamente tienes que imaginar un mismo escenario iluminado por la suave luz dorada de un amanecer en contraposición a la luz directa del mediodía, que crea sombras por doquier.

La luz también es clave porque ayuda al fotógrafo a dirigir la atención a un punto determinado de la imagen. La razón es que de forma instintiva tendemos a observar en primera instancia los elementos muy iluminados o con una iluminación sensiblemente distinta al resto.

Incluso puede cambiar el color general de tu foto. Ten en cuenta que la luz diurna suele ser neutra o ligeramente azul, al amanecer o al atardecer suele ser bastante más cálida y antes de amanecer y después de atardecer suele ser un poquito más azul. Las cámaras de los smartphone no son capaces de ajustarse a estas circunstancias lumínicas como lo puede hacer un ojo humano, por lo que estos colores se apreciaran con cierta facilidad en tus fotografías.

Como siempre te decimos, prueba, prueba y prueba. Haz una foto dentro de tu casa con luz artificial y acto seguido prueba a hacerla únicamente con la luz natural que entre por la ventana. Haz una foto de tu paisaje favorito a mediodía y vuelve a realizarla exactamente desde la misma posición al atardecer. ¡Seguro que te sorprendes de los resultados!

Líneas

Las líneas en lo que a fotografía con móvil respecta son un elemento enormemente interesante. A nuestros ojos les encanta seguir una buena línea,, ya sea curva, ondulada o recta. Incluso no tangibles, como la conformada por una serie de personas relativamente cercanas. La tendencia de nuestros ojos va a seguir siempre la misma pauta: fijar la atención en la línea y seguirla hasta su término. La mejor forma de fijar la atención en un elemento es ponerlo al final de una línea. Inexorablemente los ojos llegarán a su objetivo.

Cada tipo de línea es utilizada por los fotógrafos para conseguir sensaciones distintas. Las horizontales y verticales dan un aspecto estático, las diagonales dinámico y, por último, las curvas u onduladas le dan un aspecto más suave, dinámico. ¿Qué es lo que buscas plasmar en tu fotografía? ¡Ve a por ello usando líneas!

Domina los espacios

Esto es pura lógica, los elementos aislados resaltan sobre el resto. ¿Qué destaca más.? ¿Un árbol aislado en una loma o un árbol en un bosque? La respuesta no ofrece duda.

Si lo que rodea al objeto o al sujeto es un vacío, técnicamente conocido como espacio negativo, encuadrarlo va a resultar bastante más sencillo. Hay menos distractores, por lo que nuestro objetivo va a destacar sobre el resto de la imagen.

Puedes encontrar espacios negativos en cualquier parte, en las edificaciones o en la naturaleza, siendo el mayor ejemplo el cielo. Pero no te limites solo a el, intenta dominar otros espacios, siempre teniendo en cuenta que el espacio es el elemento fundamental en esa fotografía que pretendes realizar, es decir, no le des protagonismo a otros elementos como las líneas o las luces. Mezclar muchas técnicas en una misma toma no suele dar buenos resultados, ya que dispersamos la atención del espectador.

¡Y ojo! ¡También es posible utilizar los espacios de forma contraria! Se pueden lograr imágenes increíbles eliminando los espacios negativos por completo, saturándola de elementos. ¿Te animas a probar?

Utiliza objetos como marcos

Igual que antes hablábamos de lo interesante que resultan los espacios vacíos, enfocar al sujeto dentro de un marco puede ser muy efectivo, ya que vamos a concentrar la atención en él.

¿Y dónde podemos encontrar estos marcos? En muchos más sitios de lo que te imaginas, Una puerta, una ventana, un agujero en una pared, un árbol o, incluso, tus manos. ¿No has visto ninguna foto en la que las manos conforman una especie de marco rectangular? Seguro que sí, es un enfoque muy divertido que puede verse frecuentemente en redes sociales.

Color

El color es un aspecto fundamental en nuestras vidas, por lo que no podría dejar de serlo en la fotografía. El color es utilizado incluso al pintar nuestras casas, utilizando colores suaves en las zonas de descanso, por ejemplo.

Nuestras escenas van a cambiar radicalmente dependiendo de las tonalidades que utilicemos en ellas. Tonos vivos difieren mucho de los tonos apagados, nos transmiten cosas muy distintas. ¿Y qué me dices de las fotos en blanco y negro? ¿Qué piensas al observarlas?

También puedes utilizar el color para llamar la atención sobre una parte de la escena, dando al foco que quieres destacar un toque de color que lo diferencie del resto. Por ejemplo, unos labios pintados en rojo sobre un retrato en blanco y negro…

Por todo ello debes prestar muchísima atención a como vas a utilizar los colores en tu fotografía. ¿Transmiten correctamente el mensaje que pretendes enviar o entran en conflicto con él? ¿Distraen la atención del tema principal? Si los colores no están funcionando en tu imagen, no hay problema, utiliza un buen programa de edición para recomponer la situación. Al fin y al cabo, los colores son tus aliados para realizar una fotografía increíble.

Sombras y reflejos

¡Las sombras y reflejos son recursos impresionantes para jugar con ellos en tus fotos con móvil! Y es que un reflejo o una sombra puede, por derecho propio, ser el tema central de una fotografía. El reflejo de unos árboles en un lago, el reflejo de una persona caminando junto a un charco, una sombra alargada en un determinado punto del día… los ejemplos son innumerables, y todos ellos muy interesantes para experimentar.

Debes tener en cuenta que las sombras y los reflejos también pueden ser utilizados para dirigir la atención del observador a una parte determinada de la escena, utilizándolos como marcos o líneas, tal como te hemos mostrado en puntos anteriores.

Otros consejos rápidos sobre la composición en teléfonos móviles

  • Endereza las líneas. A menos que pretendas un efecto específico, si una línea debe ser recta, como por ejemplo el horizonte del mar, debes esforzarte en que así sea. Si se ve torcida en la imagen puede distraer al espectador y arruinar tu fotografía. Una buena práctica que puedes implementar es activar las líneas de cuadrícula en el programa de fotografía de tu móvil. ¡Ya no tienes excusa para sacar fotos torcidas!
  • Mueve al sujeto del centro. Un error que cometen muchos principiantes es colocar al sujeto siempre en el centro de sus tomas. Es mucho más interesante optar por otras opciones, como la regla de los tercios. Para ello debes dividir imaginariamente tu marco en una cuadrícula de 3×3 y colocar al sujeto donde se cruzan dos líneas de cuadrícula o a lo largo de una de esas líneas. De esta forma evitarás de forma inexorable el centro de la imagen.
  • Pon algo de espacio en los bordes. No coloques al sujeto justo en el borde del encuadre, puede llegar a resultar incómoda su visión. Sinceramente, queda fatal. Intenta siempre dejar algo de espacio entre el sujeto y el marco y la calidad de tus fotos se incrementará al instante. ¡Déjalo respirar!
  • Revisa las esquinas. Antes de disparar revisa las cuatro esquinas del marco, para evitar elementos que distraigan del objeto principal. Si algo se interpone, modifica el encuadre. Personalmente me ha pasado en alguna ocasión haciendo fotografía de naturaleza, donde una hoja verde en una esquina arruina una buena fotografía. También es cierto que no es nada que un buen programa de edición no pueda solucionar…

Utiliza las limitaciones de tu teléfono móvil

Velocidad de obturación

En algunas ocasiones tu teléfono va a reducir la velocidad del obturador para permitir la entrada de más cantidad de luz, lo que puede provocar un efecto borroso en los objetos en movimiento. ¡Aprovecha esa limitación! Fuerza a propósito esta situación para conseguir fotos con móvil geniales y divertidas.

Enfoque automático

La verdad es que el enfoque automático de los teléfonos móviles actuales es bastante bueno, aunque no llega a la perfección, pudiendo llegar a perder el enfoque en circunstancias difíciles. La buena noticia es que puedes utilizar esto a tu favor, tomando fotos borrosas que le va a dar un efecto impresionista a tu imagen. ¿Qué te parece?

Gama dinámica

Está claro que ni los mejores teléfonos móviles pueden capturar el mismo rango dinámico que una cámara DSLR o similar. Esto quiere decir que el rango de tonos entre el punto más claro y el más oscuro es más limitado en los móviles. Pero eso no necesariamente debe ser malo. Los tonos más oscuros le darán un halo de misterio a tu foto, y los reflejos quemados le aportarán un aspecto etéreo.